El Mundo Digital Nos encontramos en un periodo de transición entre una era análoga y otra digital. Esta nueva era digital (aunque ya no tan nueva) se encuentra cada vez más relacionada con el Internet y el mundo en línea. Cada día toma mayor importancia transitar por el ciberespacio y si, cada día será más y más importante hacerlo. Esto ha traído grandes cambios y transformaciones en la manera que se desenvuelve no sólo la persona sino toda una sociedad mundial. Las técnicas implantadas en el mundo digital presente, constituyen un conjunto de tecnologías cuyas aplicaciones han propiciado un amplio abanico de cambios en diversos ámbitos como la comunicación humana. La forma de producir, la forma de consumir, los métodos y formas de relacionarnos, los nuevos canales de comunicación, todo esto en esencia, han cambiado y continuaran cambiando de forma radical el mundo en que vivimos. Ahora bien, esta avalancha digital trae consigo un reto para las personas que no sean muy amigas de la tecnología. Estas deben incorporar a su vida ciertos conocimientos y habilidades para desenvolverse en el mundo digital. Un terreno, que al igual que el mundo real, tiene muchas bondades pero también muchos peligros. Hoy en día no es opcional adiestrarse por diversión, es una necesidad real. Y son muchos los motivos los cuales hacerlo: seguridad, trabajo, diversión, vida social, compra y venta, entre otros.  A nivel laboral es indispensable hacerlo. En un mundo que está cambiando vertiginosamente, hay una cosa que permanece constante: la necesidad de seguir aprendiendo y adquiriendo nuevas habilidades. De hecho, cada vez es más necesario aprender y reinventar ese aprendizaje para seguir aportando en un entorno laboral cada vez más demandante. Existen muchos sitios web donde podemos empezar a capacitarnos desde cero o continuar con nuestro aprendizaje, actualizando y reforzando los conocimientos. Sitios como coursera, neetwork, platzi, por mencionar algunos, ofrecen contenido de muy alta calidad y a precios incomparablemente económicos si los comparamos con algunos institutos o universidades. También existen muchas empresas emprendedoras que nacen simplemente por la necesidad real y existente de aprender y capacitarse. Empresas donde podremos encontrar el conocimiento específico que buscamos. Aprender computación (Curso de Computación Para todos), aprender repostería (Liley postres), matemáticas (Editorial PIMAS), ajedrez, entre muchos otros conocimientos que podemos adquirir en el mundo digital. Algo sumamente importante es que estos cursos en línea ofrecen más práctica que teoría, que es finalmente el objetivo que busca quien desea aprender rápidamente. En la actualidad.. En este momento la compañía de taxis más grande del mundo no tiene taxis: Uber. De igual forma, la compañía más grande de hospedaje, aspecto que le debe interesar a países como Guatemala y Costa Rica, donde un porcentaje importante de su producto interno bruto (PIB) es turístico, no tiene inmuebles: Airbnb. Por si fuera poco, la compañía más grande de telefonía no tiene infraestructura: Skype, y los grandes almacenes no tienen inventarios: Amazon. El banco más grande, y esto debe tenerlo en su radar el sector financiero de Panamá, no tiene dinero ni sucursales. Paypal.  Ese es el mundo que vivimos, el mundo digital. Así lo define Ignacio Hernández Medrano, neurólogo ganador del premio de la innovación de NASA-Silicon Valley, quien predice el futuro o por lo menos tiene elementos suficientes para saber hacia dónde puede irse moviendo el mundo de la tecnología. Para él, las grandes tendencias que van a cambiar nuestra realidad tal como la conocemos son: la genética, la inteligencia artificial y la robótica, el big data y el análisis predictivo, la impresión de cualquier material y las redes sociales. Algunos de estos avances los vemos como si aún estuvieran muy lejos de nuestra vida cotidiana. Pero están pasando en este momento y definirán el futuro, según el experto. «Existen más de 600 productos que ya pueden imprimirse en 3D. Comida es lo que va a revolucionar la gastronomía. La tela revolucionará la moda. Las prótesis, lo que es considerado un paso muy importante en la biotecnología, marcarán la diferencia, ya que se están haciendo tan perfectas que cuando se le pusieron a un atleta no sabían si dejarlo participar en las competencias porque corría más rápido que un corredor normal», explica Hernández. Estamos en un mundo donde a través de la tecnología vamos a empezar a mejorar las capacidades humanas. Porque hoy son piernas, pero mañana pueden llegar a ser memorias, ya que esto se está desarrollando; por ejemplo, hoy se trabaja en trasplantes de recuerdo humano. La Big data, o la capacidad para predecir las cosas, lo vemos casi todos los días. Pero un ejemplo de esto es lo que sucedió en el pasado Mundial Brasil 2014. Alemania, que salió campeón de la competencia, utilizó la Big data para ser más competitivo. El equipo se asoció con la empresa de software SAP para crear una herramienta de análisis de los partidos (Match Insights). Con esta herramienta se analizaron miles de videos con las posiciones de los jugadores, estrategias y más.   Pero no sólo en los deportes se está implementando. La policía de Berlín también está utilizando toda esta información para predecir donde están ocurriendo los crímenes. Así podrán anticiparse a ellos, poniendo agentes en esas áreas. El amor no se queda atrás Los asiáticos están utilizando cada vez más los servicios de empresas online para encontrar pareja. En India, 60% de los matrimonios son online, funcionan porque eligen pareja mejor que nosotros. La Big Data va más allá de que sean morenas o altas. Observa qué pones en Google, a qué hora te levantas, donde vas y hasta si tienes un lunar en la cara, porque escanea las fotos de Facebook. En las realidades latinoamericanas también será rápida la introducción de toda esta tecnología debido al crecimiento exponencial. “Los centros cognitivos los incorporamos tan rápido a nuestra cultura, que en realidad los obviamos. Parece que no han llegado, pero en realidad es que estamos pensando en lo que viene en el futuro”. Uno de los ejemplos es la incorporación de Uber, Whatsapp, Internet. Tecnologías que hemos asimilado tan fácil que no nos damos